Oración por los enfermos terminales

    Personas en el mundo padecen enfermedades incurables y han sido dolorosamente desahuciados, han padecido por mucho tiempo dolor, angustia y sus seres queridos también. En medio de este proceso de aceptación, de tratar de comprender por qué suceden estas cosas o por qué nos ha tocado vivirlo tan de cerca, mejor será entregar en manos de Dios la situación y depositar toda nuestra fe, en que el tránsito de esta persona de la vida a la muerte sea llevadero, leve y sin temor, porque el Señor es nuestro Pastor y aún hasta en la senda final, nos guía y acompaña. La muerte, por muy difícil que nos resulte aceptar, es un paso más, de los que vinimos a dar en este hermoso proyecto al cual llamamos vida.

    Oración por los enfermos terminales

    Señor Todopoderoso, inclinamos nuestra cabeza ante ti, en este momento,

    en señal de reverencia, Señor Amado Protector de las almas de tus hijos.

    Agradecemos infinitamente Tu gracia y el don de la vida que nos has otorgado.

    Agradecemos las bendiciones que hemos gozado en esta vida

    y el gran amor que sentimos nos brindas cada día.

    Venimos hoy a Ti, con el corazón en las manos, con el alma constreñida

    y suplicante a pedirte por las personas que se hallan quebrantadas de salud.

    por aquellas personas que a pesar de todos los esfuerzos de la Medicina,

    de la Ciencia y de su gran voluntad en vencer esta enfermedad, han perdido

    la batalla y solo esperan por el consuelo de la recompensa de una

    vida Eterna a Tu lado.

    Señor, te pedimos por las almas de estas personas en agonía, para que

    puedan sentir paz en su conciencia, para que sus pecados sean perdonados

    y puedas recibirlos limpios de toda mancha en Tu morada celestial.

    Señor, Tú que has sido grande y misericordioso,

    y enviaste a Tu Hjo Jesucristo en sacrificio expiatorio, por esa gran bondad

    e intercesión que tuviste hacia tus hijos en la Tierra, te pedimos que

    otorgues consuelo y aceptación a los familiares y amigos de este ser que sufre,

    para que comprendan que tus designios, aún siendo misteriosos

    tienen un propósito, que Tu voluntad sea siempre lo primero y que permitan

    a esta alma retirarse en paz cuando llegue su hora.

    Bríndales consuelo y llena sus corazones para que ese gran amor que tienen

    por su ser querido no muera y sea multiplicado, para que ese amor llegue en ayuda

    y bendiciones a los miles de enfermos y necesitados que habitan esta Tierra.

    Señor, brinda consuelo a nuestras almas en tristeza, en nombre de

    Dios Todopoderoso.

    Amén.

    Para reflexionar

    El tiempo que Dios nos ha concedido para transitar en esta vida, es de incalculable valor. Es el tiempo de aprender, crecer espiritualmente, cumplir propósitos y metas especiales, de hacer bien a los demás y definitivamente de vivir. No importa el tiempo que nos quede, o que pensemos que el tiempo para una persona fue muy breve, los designios de Dios son inquebrantables y cuando ha llegado nuestra hora, solo nos queda agradecer por la oportunidad y reflexionar si ese tiempo fue utilizado para el mayor de los provechos.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.