Oración por la salud de un hermano enfermo

    En ocasiones deseamos con todas nuestras fuerzas obtener la solución a situaciones de salud que se ven imposibles de solventar, queremos respuestas mágicas e inmediatas. Tengamos paciencia ya que, en el proceso de una enfermedad todo fue evolucionando de una manera decadente hasta llegar al punto de perder el equilibrio del funcionamiento correcto del cuerpo, ahora mediante la medicina y los tratamientos adecuados, se “reinicia el sistema” y empieza el proceso de revertir el daño. Sumemos nuestra fe a través de nuestras oraciones para que el cuerpo de ese hermano en necesidad sobrelleve bien todo el proceso y pueda retornar a su estado saludable nuevamente.

    Oración por la salud de un hermano enfermo

    Mi amado hermano mayor Jesucristo, Tú que has ofrecido la vida en

    favor de todos nosotros, los pecadores que buscamos la piadosa misericordia

    del Padre.

    Querido hermano Jesús, debo en estos momentos clamar por la

    infinita piedad del Padre y la tuya Jesucristo, pues un gran dolor y

    angustia atraviesa mi corazón,

    mi hermano(a) de sangre, hijo de mi amada madre y padre,

    se encuentra en estado de gravedad, su condición de salud

    es delicada.

    Todos estamos abrumados y no encontraremos tranquilidad

    hasta ver a nuestro hermano sano.

    Imploramos a ti Señor por la recuperación de su salud,

    puesto que siempre ha sido un hombre ejemplar, amable y cariñoso

    con sus padres, hermanos, esposa e hijos.

    Ha sido un hombre de buenas costumbres, trabajador y honesto, siempre

    dispuesto a ayudar a los demás.

    Por eso Padre, ante esta tragedia que le ha tocado soportar,

    te pedimos que pueda sanar pronto, que podamos verlo

    caminar entre nosotros con su paso firme y valiente.

    Que pronto volvamos a escuchar sus relatos amenos y disfrutar de sus

    charlas interesantes.

    Devuélvenos a nuestro hermano en total recuperación,

    sabemos que debemos aceptar Tu voluntad ante todo, pero

    ofrecemos a Ti, nuestras súplicas por y a favor de nuestro hermano

    porque lo amamos profundamente.

    En Ti esperamos con valor y confianza, y suplicamos

    de todo corazón por él.

    Amén.

    Para reflexionar

    Orar al Padre por la recuperación de un ser querido, es una acto de amor y bondad. Amas a tu hermano o hermana que sufre una enfermedad, confía en Dios que todo lo puede y si los tiempos aún no están marcados para esta persona de dejar esta vida, pronto su salud mejorará y podrán reunirse como familia nuevamente.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.