Oración para empezar el día

    Dios Padre de Amor, quiero saludarte en este
    nuevo día y darte gracias por la noche que paso
    por el descanso y la restauración de mis fuerzas.
    En esta mañana, saludo a toda la familia celestial
    Padre, Hijo, Espíritu Santo, Santísima Virgen María,
    San José, ángel de la guarda, santos y santas y
    santos ángeles de Dios.

    Amado Padre Celestial, me levanto en esta
    mañana en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo
    dándote gracias por este nuevo amanecer, por la
    luz del sol, el aire, las nubes y en general por la
    hermosura de tu creación.

    Te consagro una vez más mi vida, mi cuerpo,
    mis pensamientos, mis acciones y mis decisiones;
    que todo lo que haga durante este día, sea iluminado
    por la luz de tu Santo Espíritu, para glorificar
    mi proceder y el don del dominio propio para
    no ofenderte. Te coloco todas las personas que
    van a encontrarse conmigo en este día, para que
    puedan recibir la impronta de tu amor a través
    de mi actuar.

    Coloco en tus divinas manos mi economía y mi
    salud, para que estén en el orden divino.
    Te pido por los agonizantes de este día para que tengas
    misericordia de ellos, especialmente los que van
    a entregar hoy su espíritu. Te pido perdón por los
    abortos del mundo entero en este día, por los niños
    abusados, por todos los asesinatos y vejámenes
    cometidos en el mundo entero. Te consagro mi
    corazón y mis fuerzas, para que pueda reparar
    todo pecado del pasado y siempre pueda dar testimonio
    de tu presencia caminando por la senda
    de la felicidad y la paz. Pongo a toda mi familia en
    tu presencia y pido para ellos el don del Espíritu
    Santo, para que cada día estén más cerca de Ti.
    Oro en esta mañana por todos mis enemigos y
    las personas con las que he tenido problemas y
    en tu Nombre las bendigo para que sus corazones
    sean sanados.

    Te pido una nueva unción para este día, fresca
    y renovada, para que mi corazón rebose de alegría
    y sea fruto de bendición para el mundo entero.
    Clamo el don de la constancia, la firmeza, la pureza
    de intención y el amor que sólo provienen de ti.
    Amén.

    Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.