Oración a San Martín Caballero para negocios, protección y dinero

    San Martín de Caballero fue un soldado romano, quien tras una milagrosa aparición de Jesucristo, decide desertar del ejército y convertirse al cristianismo. Los relatos aseguran que viajaba por parajes fríos, cuando se topó con un mendigo, al cual le regaló la mitad de su capa, para que pudiera soportar el clima inclemente. Luego, esa noche aparecería ante él, El Salvador vestido con la media capa que le entregó al mendigo, dándole gracias por ese gesto de desprendimiento hacia uno de sus hermanos que lo necesitaba. Como sus superiores no le permitían abandonar su cargo, un milagro lo hizo posible. Al momento de presentarse en batalla en primera fila de combate, sin llevar armas ni escudos, sus oponentes se retiraron sin siquiera pelear, pues se había corrido el rumor de que el ejército romano era tan fuerte y numeroso que no temían pelear sin protección, esto le permitió a Martín, librarse del servicio militar y dedicar su vida a la obra de Dios.

    Oración a San Martín Caballero para negocios, protección y dinero

    San Martín Caballero, siempre generoso y misericordioso,

    ayudaste al afligido y desposeído, aún tú, teniendo tan poco.

    Pero tu corazón lleno de amor y bondad no reparaba, ni dudaba al

    momento de brindar tu apoyo al pobre y desamparado.

    El mismo Jesús vino a saludarte y convenció tu corazón de que

    debías abandonar al ejército romano, y desde entonces

    ya no derramarías más sangre de hombres en batallas, sino que procurarías

    la salvación de las almas de ellos, mediante la predicación

    de la Palabra de Dios.

    San Martín Caballero por estas razones y porque he visto en ti

    los dones que quisiera tener en mí, te pido fervorosamente por

    la protección de mi negocio, bendigas mi puesto de trabajo,

    hagas próspera mi tienda, que pueda yo servir a mis hermanos

    que lo necesiten, ofreciendo buenos precios y productos de calidad,

    permíteme ser próspero y traer así mismo, la prosperidad a los

    que están cerca de mí, para poder ofrecer oportunidades de trabajo

    a quienes lo necesiten, para poder brindarles un buen sueldo con el que puedan

    contentar y proveer a sus familias.

    San Martín Caballero, pido la intercesión por mí ante mi Padre Eterno

    para que las bendiciones que reciba solo atraigan más bendiciones

    y cosas buenas, que no pase por el umbral de mi negocio

    ni la envidia, ni la discordia, ni la maldad.

    Que toda persona que busque hacer trato conmigo, tenga intenciones

    honestas y sus propuestas sean de fiar.

    Hazme conocedor de las buenas personas y poder guiarme de tu ejemplo,

    al ser una persona desprendida de lo material y de corazón puro para ayudar

    a las personas que acudan a mí.

    San Martín Caballero, sé que tu obra y tu vida fueron ejemplares, por eso

    quiero y pido parecerme a ti, así como a nuestro Hermano Jesucristo,

    que también dio todo sin esperar nada a cambio.

    Pido todas estas cosas a ti, y que sea la voluntad del Padre, otorgarme

    todas estas bendiciones.

    Amén.

    Para reflexionar

    Los buenos actos y las obras de fe, siempre satisfarán a Dios El Padre, quien misericordioso y presto a auxiliar a sus fieles ovejas, responderá en amor y bendiciones por tu petición. Recuerda hacer tu parte y recibirás tu recompensa.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.