Oración a San Judas Tadeo para el dinero

    Judas Tadeo tiene muchos nombres los cuales, al parecer fueron dados para hacer una clara diferenciación entre él y Judas Iscariote, quien también fue apóstol de Jesucristo, al que traicionó por unas monedas. Por lo que, ten presente que Judas Tadeo fue un hombre valiente, fiel y santo de corazón noble y que realizó su apostolado en esta vida de forma caritativa y con gran amor.

    Oración a San Judas Tadeo para el dinero

    Bendito protector, San Judas Tadeo, que como todos los fieles

    apóstoles de Jesús, dedicaste tu vida a la santa obra del Señor y aún así fuiste

    mártir. Te hicieron santo por tu obra misericordiosa de llevar el Santo Evangelio

    al mundo, para que conocieran del precioso legado de nuestro Salvador,

    Amado San Judas Tadeo, conozco tu historia de gran amor

    por la obra de Dios, conozco que deseaste el bien

    para todos tus hermanos y los santos fieles cristianos,

    Vengo a ti, a solicitar tu intervención por mí, ante esta situación

    que me apremia y me ocupa, a la que no le veo solución,

    porque me encuentro en situación de carencia y necesidad.

    No he conseguido alcanzar el medio por el cual sostener a mi familia,

    sin necesidad de angustiarme y pedir a familiares y amigos auxilio constante.

    Deseo ser una persona independiente, con suficientes recursos para

    brindar la protección que merece mi familia, para ayudar a mi prójimo

    y poder saldar las deudas adquiridas por causa de mi presupuesto desbalanceado.

    San Judas Tadeo, te pido que bajo la misericordia y protección de Dios Padre,

    puedas extender tu mano y me brindes la bendición de la abundancia

    y la prosperidad, ya no quiero ser mendigo ni suplicar por migajas,

    he trabajado muy duro y me esforzado en cuerpo y alma para hacer lo

    correcto, ser honesto y humilde y así de esta manera merecer el premio

    de bienaventuranzas que Dios le ha prometido a quienes

    perseveran en la rectitud.

    Confío en ti, San Judas Tadeo, que por la gracia del Padre,

    recibiré Su bendición.

    Que así sea, Amén.

    Para reflexionar

    Existen situaciones determinantes en la vida, en las que nos vemos acorralados porque el dinero de nuestros trabajos, el fruto de nuestro esfuerzo diario, no alcanza para atender las necesidades básicas de alimentación, salud y vestido de nuestras familias. No olvides que hasta los pajaritos en la naturaleza encuentran su alimento diario y no hay por qué afanarse, ya que Dios provee a todas sus criaturas, Él conoce tus necesidades y requerimientos, por lo que no debes desesperar pues Él sabe hasta el número de cabellos que están en tu cabeza. Dios no te desampara jamás.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.