Oración a San Alejo para alejar a una persona

    San Alejo nos viene a dar una enseñanza para la vida sobre la entrega y compromiso para con la obra de Dios, hombre abnegado, que se esforzó por ayudar a los demás, murió en la pobreza y soledad, pero tenemos la convicción de que su recompensa fue hallada en los cielos. Y resulta un santo ideal para alejar de nosotros cualquier persona que nos quiera perjudicar.

    Oración a San Alejo para alejar a una persona

    Poderoso San Alejo, tú que en vida efectuaste la hermosa misión de consagrar

    tu tiempo en hacer el bien a otros, que no escatimaste en esfuerzos y seguiste

    la inspiración celestial, para realizar la obra de Nuestro Padre acá en la Tierra.

    Tú, San Alejo que viviste humildemente y no aspiraste el reconocimiento

    de los hombres, ni las riquezas de este mundo.

    Con toda la intención de mi corazón deseo pedirte que tengas la bondad

    de ayudarme a retirar de mi camino, a aquellas personas que

    lamentablemente se han dedicado a ensuciar mi nombre y el de mi familia,

    que han deseado el mal para mí y constantemente me persiguen con sus

    palabras insidiosas y malos tratos.

    San Alejo, retira de mi morada y sus cercanías a las personas que solo

    buscan sacar provecho de mí y luego clavan sus puñales de mentiras y trampas

    en mi espalda.

    No permitas jamás que puedan dañarme a través de la

    hechicería ni la magia negra, que todos los males que me desean sean disueltos

    según la Gracia de Dios Todopoderoso, para que no lleguen esas maldiciones a mi cabeza ni

    a la de mis seres queridos.

    Muéstrame tu bondad, así como la mostraste a tus pequeños seguidores, a

    los que con tanta paciencia y fe dirigiste por los caminos del bien, para que

    conocieran las buenas obras de nuestro Salvador, Jesucristo.

    San Alejo, encomiendo a ti esta misión, espero con fe la respuesta a mi petición.

    Haré todo lo que esté en mí, para evitar cruzarme en los caminos de esas personas,

    ayúdame tú también a mí, para que así sea.

    Amén.

    Para reflexionar

    ¿Quién nos quiere hacer daño?, ¿Cómo podemos ayudar a esa persona que obra mal hacia nosotros o los nuestros? Pidamos siempre a Dios primero por el restablecimiento de esa persona hacia el camino del bien y si aún, luego de nuestras súplicas, esa persona no cambia su proceder hacia ti o los tuyos, entonces pide fervorosamente a San Alejo para que interceda por ti y retire a esa persona de tu entorno, para encontrar la paz en una vida libre de intrigas y envidias.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.