Oración a las benditas almas para pedir un favor

    Es conocido como tradición popular que las ánimas benditas conceden favores a quienes rezan a ellas, a cambio debes tú, ofrecer oraciones por su salvación a Dios Todopoderoso para que puedan pasar de la espera del Purgatorio y ser recibidas en los Cielos.

    Oración a las benditas almas para pedir un favor

    Benditas almas, que se encuentran en espera de poder entrar a los cielos,

    ustedes almas benditas que están en este proceso de purificación, ya falta poco

    para su remisión, Dios piadoso y Todopoderoso tiene un espacio

    reservado en los cielos para cada uno de sus hijos amados que han

    transitado el camino de la vida en la Tierra.

    Solo espera el tiempo perfecto de la purificación de sus almas,

    mientras esto sucede, acá en este camino que yo estoy transitando deseo

    pedir a ustedes me concedan el favor que tanto estoy necesitando.

    (En este espacio menciona tu petición a las benditas almas)

    Este ruego que hago, es por demás urgente y sé que

    ustedes están atentos a las súplicas de los creyentes,

    ya que estas elevan su condición y los alivia de las culpas que

    están purgando.

    Prometo que rezaré por ustedes y por la absolución de sus

    pecados, por el pago de su cuota ante las debilidades que les costó vencer

    acá en la Tierra, que promulgaré la noticia de la solución a mi petición hecha a ustedes,

    para que así muchos más fieles creyentes puedan orar en su nombre

    y pronto ustedes encuentren la absolución y la purificación de sus almas.

    Así pronto puedan pasar a los cielos a gozar de la presencia y compañía

    de los santos ángeles y arcángeles, así como de la bendición de

    Dios el Padre sobre sus cabezas y las de sus generaciones.

    Confío en que me otorgarán sus favores, en nombre de Cristo Jesús.

    Amén.

    Para reflexionar

    Las benditas almas están a la espera de purificarse de algún pendiente que les haya quedado por resolver sobre aspectos de sus vidas, al momento de morir y no haber culminado ese asunto en vida, les toca hacer un tiempo de espera. Mientras están purificando sus almas, escuchan las peticiones de las personas en la Tierra que imploran a ellas para resolver sus dificultades.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.