Oración a la Virgen de Fátima en casos difíciles

    Nuestra Virgen de Fátima es una advocación de la Virgen María y como la advocación lo señala es una representación de ella, en este caso en la localidad de Fátima, en el país de Portugal. Conocer su historia de milagros, a través de la aparición que hizo a los tres niños pastorcitos y otras obras prodigiosas, hicieron posible que la humanidad se acercara más a la fe cristiana.

    Oración a la Virgen de Fátima en casos difíciles

    Inmaculada, preciosa Virgen de Fátima, con tu manto blanco resplandeciente

    de finos bordes dorados, con ese resplandor tan brillante como el Sol mismo.

    Amada y preciosa Virgen que a través de tres criaturas inocentes y tiernas

    proclamaste las enseñanzas de Dios el Padre y preparaste a los fieles

    creyentes para los acontecimientos por venir.

    Hermosa Virgen de Fátima, pedimos a través del gran poder que Dios obra

    en Ti, que nos permitas ungirnos con el aceite de la pureza,

    restaurar nuestras vidas a la causa justa del Divino Jesús.

    Hermosa princesa, bríndanos tu protección, alcánzanos con ese rayo luminoso

    y deslúmbranos con tu amor, que penetre en lo profundo de nuestro ser

    la intención de ser buenas personas, creyentes de tu palabra

    y hacedores de la buena obra de Dios el Padre.

    Preciosa Virgen Inmaculada,

    a Ti pedimos, el milagro de mostrarnos arrepentidos de nuestras

    obras impuras, que mediante la fe que tenemos en tu misericordia,

    nuestras almas queden limpias y por medio de ese arrepentimiento

    puedas ver en nuestros corazones que no deseamos encontrarnos en esta dificultad

    en que nos hallamos, queremos pedir ante Ti, Oh preciosa Virgen,

    que podamos vencer este terrible trance, que nos ayudes a encontrar la salida,

    ante esta situación tan difícil, que en nuestras mentes finitas, nos resulta

    imposible encontrar solución.

    Virgen preciosa, abre para nosotros los ojos y el entendimiento,

    abre nuestros caminos, ayúdanos a salir de este barro pegajoso que nos

    ha rodeado y nos inmoviliza.

    Permite limpiar nuestras impurezas en tu preciosa agua de vida, permite

    que cada ser que desea venir a Ti, lo haga sin miedo, porque eres el precioso

    ejemplo de una Madre que ofreció sus tiernos cuidados al dulce Niño Jesús.

    Cuídanos como cuidaste a tu pequeño hijo Jesucristo, enséñanos

    a ser hombres de bien así como lo hiciste con el Buen Jesús.

    Permítenos Preciosa Virgen de Fátima, alcanzar la paz que se obtiene al

    tener la certeza de alcanzar el perdón del Padre, por nuestras fallas.

    Permítenos preciosa Madre, salir de las dificultades en las que nos encontramos,

    con la bendición de tu dulce voz, porque solo tú puedes ponerte delante de

    nosotros ante el Padre y rogar por nuestro perdón.

    Gracias preciosa Virgen, va hacia Ti todo el amor que se rebasa de

    nuestros corazones en glorias para Ti, porque nuestra causa está en tus manos.

    Amén.

    Para reflexionar

    Las enseñanzas que aportó la Virgen de Fátima a la fe cristiana, los mensajes que profetizaban grandes eventos en el siglo XX, y la gran movilización de fieles hacia su lugar de peregrinaje allá en la Capilla de las Apariciones, establecida en el lugar donde los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco, recibieron las revelaciones y enseñanzas de la Virgen, nos conmueven a pedir fervorosamente por su ayuda e intervención en nuestros momentos de dificultad, ya que las cosas que pueden parecer incluso imposibles, nuestra preciosa Virgen demostró, a través del poder de Dios, que son posibles.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.