Oración a la Santísima Trinidad para pedir salud

    Dios Padre, Su Hijo Jesucristo y el Espíritu Santo representan la Trinidad. Todos ellos unidos en propósito para brindarnos guía y protección. Por lo que si requieres una bendición especial de salud para ti y los tuyos, no dudes en elevar tus oraciones a la Santísima Trinidad, tus plegarias estarán siendo encomendadas a nuestro Poderoso Creador, quien nos ha enviado a la Tierra a ser felices y prósperos en salud, amor y bienes materiales para satisfacer nuestras necesidades tanto físicas como espirituales.

    Oración a la Santísima Trinidad para pedir salud

    Oh Amado Padre, Todopoderoso y Omnipotente ser, en compañía de Tu Santo

    Hijo Jesucristo y El Espíritu Santo, revelo ante Ti la causa de mi petición.

    En estos momentos me encuentro en una situación de salud quebrantada,

    he perdido las fuerzas que acompañaban a mi cuerpo para desarrollar

    mis tareas diarias, me hallo en tristeza porque me siento inútil ante

    mis responsabilidades, en el hogar y trabajo.

    Por eso, Padre misericordioso pido la protección de Tu Hijo Amado Jesucristo

    para que me devuelva la salud y me libere de este quebranto,

    que puedan mis pies moverse libremente, mis rodillas doblarse para adorarte

    ante tal milagro de sanidad que pido a Ti.

    Que mi boca hable maravillas de Tu Santo Espíritu y revele Tus enseñanzas

    para que todo tu pueblo se incline ante Ti, que mi corazón lata fuerte

    y con vigor, ya no temeré porque Tú velas por mí.

    Harás de mí una persona valerosa y fuerte, recuperaré mis ánimos

    y saldré a proclamar al mundo que Tú me has salvado.

    Pido intercedas por mí, Amado Jesús, ante el Padre para que mi petición

    alcance sus oídos y me preste su bendición.

    Sé que esto será cumplido, en Tu nombre bendito Jesús.

    Amén.

    Para reflexionar

    El Poder de la Santísima Trinidad manifestará para ti, grandes bendiciones, en el caso de solicitar amparo en caso de enfermedades, invoca al Señor, pide con toda fe y seguridad, Dios que todo lo puede y conoce los misterios de la vida, puede sanar el cuerpo y el alma de sus fieles seguidores. Todo está en sus manos, confía.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.